Saltar al contenido
Alfombras vintage

Factores a tener en cuenta al elegir una alfombra para el comedor

elegir una alfombra para el comedor.

Elegir una buena alfombra para el comedor puede ser una tarea titánica. Piensa que es una zona en la que se va a ensuciar constantemente: comida, líquidos, las pisadas de los comensales… por ello, debes elegir un modelo perfecto.

Pero, ¿cómo elegir una alfombra para el comedor? ¿Qué factores debes tener en cuenta? ¿Cuál es el mejor diseño? ¿De qué material debe estar fabricada? ¡Sigue leyendo que te responderemos a todas tus preguntas!

Un material resistente y fácil de limpiar

Está claro que lo primero que debes mirar es que la alfombra esté fabricada con un material que sea resistente y no se estropee por estar en contacto con sustancias líquidas (no es raro los accidentes de bebidas que se derraman), así como que resulte fácil de limpiar.

Uno de los pocos tipos de alfombras de comedor que cumplen con esta condición son las vinílicas. El vinilo es muy material muy fácil de mantener, motivo por el que se utiliza es espacios abiertos, pues no se estropea con la humedad ni con el contacto de la lluvia. Es más, se puede lavar con un mocho para retirar las manchas.

¿El problema? Qué no es un material que encaje con todos los estilos decorativos. La otra opción sería una alfombra fabricada de algún material natural, como el bambú, pero estas cuestan un poco más de mantener y es fácil que se estropeen.

Si es de pelo, la altura del pelo cuenta

No es raro poner una alfombra de pelo en el comedor, aunque no siempre es la decisión más acertada. Está claro que, si has optado por un estilo más antiguo, las alfombras vintage de pelo largo es lo que mejor pega con estos espacios, pero deberías reservarlas para zonas como el salón o para poner en el dormitorio. E incluso en un despacho la podrías ubicar.

Pero en el caso de un comedor, lo mejor son las alfombras de pelo corto, casi imperceptible salvo por el tacto. ¿El motivo? Lo que cuesta limpiarlas. Generalmente están fabricadas con materiales que absorben rápidamente las sustancias líquidas y que, si se cae algún alimento, luego cuestan mucho de despegar. Y, seguramente, tengas que cortar el pelo para quitar el rastro. Por no hablar de que el mantenimiento es mayor.

La forma de la alfombra

alfombra para el comedor.

A la hora de escoger la forma de la alfombra para el comedor, ¿qué es lo que hay que tener en cuenta? Pues, claramente, la forma de la mesa. ¿O vas a poner una alfombra redonda para una mesa rectangular? ¿O viceversa? No, claramente lo que necesitas es poner una alfombra con la misma forma que la mesa.

Recuerda que siempre tiene que ser un poco más grande que la mesa, intentando que quede espacio suficiente para que cuando alguien se siente las patas de la silla no sobresalgan de esta, porque podría caerse con un mal movimiento.

Material de la mesa

Otro factor clave a la hora de elegir el tipo de alfombra para bajo de la mesa del comedor es el material con el que esta está fabricada. Piensa que una mesa fabricada con madera sintética no pesa lo mismo que una de cristal, por ejemplo.

Con el tiempo es posible que acabes optando por cambiar de mesa, y seguro que no te hará nada de gracia el tener que cambiar de alfombra porque se han quedado marcadas las patas de la antigua. Así que, compra una alfombra fabricada con un material resistente, o que no sea muy gruesa, para mesas de mucho peso como las de cristal o metal. En cambio, para las que tienen patas de madera, puedes poner una alfombra con un poco más de grosor, sin problemas.